UN NINJA AMB ALES

Plàstic. 2017
Sèries Contravolums.

¡Por todos los cirros, por todos los cúmulos! Con estos disfraces nos obligan a ir apretados como salchichas… Ten un poco de paciencia y, ohhh, uf, ya está, casi lo he logrado… Espera… et voilà!
Martina se quedó sin palabras. De los hombros del ninja habían despuntado dos alas enormes y blancas.
– ¿Ahora has entendido?
Martina asintió.
-¡Por supuesto! ¡Eres una gaviota, disfrazada de hombre!
La figura agachó la cabeza, y con la cabeza bajaron un poco también las alas.
-No, querida -dijo en un tono ligeramente abatido-, no soy una gaviota, ni un águila de cabeza blanca, ni una paloma, ni un murciélago albino. Tampoco soy el relleno de un edredón, ni un paracaídas mal cosido. Soy un ángel, querida Marti. Tu ángel de la guarda.
Tobías y el ángel. Susanna Tamaro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s